domingo, 30 de septiembre de 2007

la fiebre de un sábado azul...










y un domingo sin tristezaas ( o ¨sorpresas¨?)...

martes, 25 de septiembre de 2007

Crear la praxis (hasta la V., siempre)

Al fin decido ampliar (como pedía T. Barban por su atinada intervención que me impulsó a re-reflexionar sobre la frase anterior).
Dije antes que ¨todo es praxis política¨, lo cual es redundante porque toda política es praxis y viceversa. En realidad solo podría llegar a ser una conclusión algo superficial.
Conversamos con V. y L. en nuestra habitual caminata-debate de los Lunes a la noche hasta la parada del colectivo. La charla vira casi de inmediato al tema elecciones estudiantiles: cada una opina y cuenta a que partido votó. Claro, eso las que sí votaron.
V. empieza su enfervorizada defensa de los partidos que le caen bien ¨pero seguro que gana la gente del MST, como siempre¨ y en las cinco cuadras que nos quedan hace un resúmen general de las orientaciones políticas de todos los partidos, sus aliados y sus oponentes (lo que lo fueron antes, los que lo son ahora y siempre).
L. cuenta que votó a un partido que conoce de Sociales y V. opina que dentro de lo que hay tienen buena orientación. No me siento culpable de no haber votado: mi participación políticoestudiantil se reduce hoy por hoy a la comisión de investigación que armamos hace un tiempo, lo cual a veces tiende a ser confundido con la militancia (y en esto entraría el plano de la praxis). Pero ojo, lejitos la militancia, please. Tengo mis motivos y por suerte para nada me muero por militar. El tema es encontrar el lugar (y el tiempo) desde donde atacar todos esos frentes.
Seguimos debatiendo mientras viajamos en el bondi, pero solo entre V. y yo: su idealismo es encantador, le digo, y ella discurre en que no entiende porqué más gente no participa en esto de las comisiones ¨hay algo que no está funcionando, hay algo que noe stamos haciendo bien¨ y yo ¨pero nena, pará un poco, hay gente que nisiquiera se plantea la posibilidad de participación, por ínfima que sea¨ y ¨ah, cierto que eras Luna en Virgo -como mi madre-: sos la responsabilidad en persona¨. Pero una responsabilidad agradable, idealista, genuina.
Como siempre, ya debajo del colectivo terminamos el debate en la misma esquina de Corrientes donde siempre terminamos las charlas o nos despedimos. Yo sostengo esto de la participación, remarco que lo viví hasta ahora y en carne propia, pero sus ojos brillan aun más, esta vez con una inocencia fuerte ¨yo creo que todo lo que uno elige es política, en cualquier ámbito, no hace falta militar en un partido¨.
Bien, estamos de acuerdo. Y sí, nuestros hogares/ familias/ raíces peronistas nos delatan y nos unen (y es tan lindo debatir sin pelear).
Pienso en la palabra militancia y entonces ojo que se viene el flashback.
A uno de los primeros chicos con los que salí - mezcla comunachoanarquista o como se diga- lo conocí en una agrupación sionista a la cual entré medio de casualidad (al final me quedé cinco años). Me acuerdo que la primera vez que vino a mi casa me preguntó si mis viejos habían sido montoneros. Creo que fué por un cuadro que había en el living, pero no me acuerdo porqué. El- hoy: posgrado en Sociología, según tengo entendido- me llevaba cuatro años, era muy inteligente y bastante informado. Su pregunta me dió miedo y quizás haya sido porque no supe qué contestarle.
Lo que sí pude decir con seguridad fue que se conocieron haciendo teatro en los '70 (imposible escapar a lo político), que militaron en la J. P. y formaron parte del elenco estable de la U.B.A. - que funcionaba donde hoy es el Rojas- con el que hacían funciones en las villas y que en el ´76 el elenco se desintegró junto con el nuevo gobierno porque fueron considerados trabajadores prescindibles de la universidad, y así contarle la historia que escuché tantas veces y que si la sigo escuchando es quizás porque me gusta que me la cuenten o porque hay detalles que todavía no terminé de reonstruír o tantos y tantos etc. Unido a esto va el recuerdo que tengo- aunque casi todos digan que no se puede recordar lo que uno vivió a la edad de dos años o menos- de haber estado cantando en las marchas peronistas a las cuales mis viejos me llevaban: rodeada de amigos de mis padres que se turnaban para cuidarme porque era solo un bebé y era como tener muchos padres, creo que lo viví como algo natural y era cantar una canción que escuchaba y no entendía, pero cantarla igual- las grabaciones lo estestiguan- rodeada de desconocidos al fin y al cabo.
No refloto este tema con V. - ni lo menciono- pero sé que compartimos algo similar: cierta atmósfera peronista. Conozco poco de su familia, pero percibo que, mas allá de las diferencias y de las circunstancias personales, hubo algo de todo eso que nos formó. Entonces nos despedimos y le digo que me gustó la charla, como siempre, que ojalá se vuelva a repetir.

domingo, 23 de septiembre de 2007

Primavera L.


























....creo que me encanta hacer autolobby (término inventado ayer)

sábado, 22 de septiembre de 2007


No puedo manifestar/ ser esos otros que ya no soy pero donde estoy ahora donde estoy?
Ya no sé.
Ni me voy.

viernes, 21 de septiembre de 2007

pero no tanto eh (síntesis)

y ahora que pienso que vos no estás
soy solo un pequeño poema que nadie lee
y nada más

martes, 18 de septiembre de 2007

Todo está bien.

domingo, 16 de septiembre de 2007

todos estamos así

No se pueden ignorar las máscaras, es casi como querer dejar de respirar o autogolpearse.
La noche se pudre sola y la llovizna insiste en ser el escenario, sabe que me gusta desde siempre sabe hacer de final y de recuerdo de otros momentos y empuja no dejar de pensar en esa escena de Generación X, cuando el personaje que hacía Winona, en la presentación del documental en el que habìa filmado su vida y la de sus amigos èn la rpesentaciòn sale corriendo porque no era lo que ella quería, aparte estaba Ethan Hawke y algo pasaba justo después decia que habian hecho un videoclip. Cómo puede ser? cuando ví esa película tenía doce, trece años y sentì que nada parecido iba a pasarme, y puta madre, no puedo dejar de sentir que mis escenas se copian de aquella una y otra vez una réplica de la ¨sensación Winona¨ en el momento lluvia que nos invade. Pero ahora también estoy cansada de ella y el cansancio viene desde un lugar profundo y es imperioso el orden por otros que quiero y que no veo bien, de cierta impotencia porque todos estamos asi por más que nos vaya bien o mal somos máscaras llenas de barro y no gracias, eso no me interesa por ahora.
Hay màscaras que no afectan, las hay mas leves y màs densas y otras que se pudren por el solo acto de no cerrar, y mas allá de que muchas partes de esta isla- que son otros- de esta gran isla sean salvables, estàn un poco en peligro aunque alfinal todo dependa de ellas porque seguimos siendo libres en definitiva.

sábado, 15 de septiembre de 2007

En un momento tomás conciencia de que cuando no estas bien es mucho mas difícil dejar de escribir en el blog: tienta y esperas un poco para recuperar fuerzas y cuando eso pasa es al final cuando ya estás un poco mejor y entonces no sentís lo mismo que ayer o hace un rato, ni necesidad de contar algo para tomar conciencia de eso y porque te gusta construir ideas en tus propias situaciones pero más porque mientras ocurre este proceso lográs desahogarte y te salva una especie de alivio te salva. Hay un desafío, a tu juicio, mucho más importante: exponer de manera poética la experiencia o ese algo inasible que a vos tanto te gustaría expresar aunque a veces solo sea un deseo instantáneo como tantos otros que en algún momento se vuelven una necesidad si no fueron expresados en el momento debido.
Entonces claro, lo haces igual. Aunque sientas que no te salga como creés que queres y como lo hacen algunos otros y sí, por autoexigente pero ahora te pasa eso: como ayer, con más de tres opciones de lugares para ir y sin energía para salir al mundo otra vez ni fuerzas para decidir ni ganas mas que de dormir te das cuenta de que no vas a salir y pensas que al fin eso es poder elegir.

miércoles, 12 de septiembre de 2007

semi cerrado


tratando de resistir (mega felízmente) la tentación blogger y todas esos aderezos virtuales.


























esos viejos (y pegadizos) estrbilos nuevos

¿porqué si es un rocanrol? y yonosé siatuperro legusta ladrar a lo bobo.

lunes, 10 de septiembre de 2007

esas viejas (y pegadizas) canciones nuevas

cleo cleopatra, la reina del Nilo
cleo cleopatra, la reina del twist
(nananananana)
cleo- o- patraaaaaaaaaaa
cual es, tu tumba tu tumba, tutumba!
cle -o- patraaaaaaaaaaaaaa
quieres tener todo Egipto a tus pies
(H. Lizarazu dixit).

Sí, todo eso me poseía el sábado, mientras bailaba por un sueño en el casamiento de muchos otros/as desconocidos/as (ay, quelindo momento).

sábado, 8 de septiembre de 2007

Ahbueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeelo

Almargen: sí amiga, creo que tu blog se está volviendo cada vez mas porno -querés mas comentaristas? tomá- y por ende cuando veo quince comments ya no me da para poner mi opinión. Entonces agarro y listo: te homenaje en el mío.
Digo: hay alguien mas sincero/a en la blogósfera? alguien que sepa reproducir los diálogos coloquiales con semejante nivel de veracidad y que, encima, aparezca su nombre real en su perfil virtual? o que le caiga la gente del secundario, así, de casualidad? Y nada, todo bien.
No es novedad en mí la idea ¨loco, quiero que me vaya igual que a Sol¨ (en X o x cosa). Pero bueno, claro está, su amistad es un honor.

viernes, 7 de septiembre de 2007

miércoles, 5 de septiembre de 2007

Vete destino

Casi lo mismo que ayer (no son ustedes, soy yo). No se si leve o potenciado, sólo que diferente.
¿Quien da más en este juego? ¿quien puede llegar a soportar tanta desprotección? ¿a cuantos ex más tengo que encontrarme en este estado?
¿qué puedo hacer para simular que todo bien? ¿ soy, acaso, la única de un grupo tan vasto de personas que debe enfrentarse con este tipo de situaciones mientras percibe que todo eso alrrededor se le viene encima?
No sé. Esto llega hasta tal punto de no dejarme pensar (porque ser mas sensible sería casi una tarea imposible).
Dicen que es uno el que crea su situación. Que el destino solo ayuda a encontrarse con el fondo de uno mismo.
Pero, por más suavizado que sea: como duele, mierda, encontrarse. Acostumbrarse a ser sin máscaras.
Te gusta? ok, no te gusta?, lo mismo. Estoy cansada de todo ese esfuerzo extra.
En el transcurso de la tarde se me ocurre el título exacto para eso que quiero retomar y que es tan personal, sin serlo del todo.
Hace un rato, en la conferencia sobre Clarice, dos (o casi tres) coincidencias puntuales en la vida de ella y la mía producen temblores y, segundos después, llanto. En el auditorio se me escapan algunas lágrimas pero trato de que no se note: con gesto inmóvil saco una carilina con la cual hago de cuenta que me limpio los anteojos. Los ojos me pican y los froto con la carilina lo mas suave que puedo, para que no se note. Me noto adormecida y resignada, pero vuelvo perturbada.
Cuando camino hacia la computadora, pienso en el mail que, si lo recibiera en este momento, me haría sonreír (y eso salvaría la noche). Se me ocurre que puede ser una premonición, ya que venimos así tan cósmicos/ casuales.
Pero no, nada fuera de lo común. Y vuelvo a mi estado post llanto.
Pienso que alguien, en este juego de cartas, se matufió grosso.

martes, 4 de septiembre de 2007

Trágame, tierrita

Ehh sí. Quisiera esconderme por un par de meses (los que sean necesarios), en algún lugar donde me sea posible, digamos, aislarme del mundo al punto de cesar mi actividad mental y, por fin, ser masomenos lo que se dice una paerona...normal (ojo, no soy la única que anda medioasí).
Miren lo de abajo: mucho más importante.

Entorno Lispector + apertura FIBA


Miércoles 5 de septiembre a las 19.15. Auditorio de la Embajada de Brasil (Cerrito 1350).
Entrada libre y gratuita (hasta agotar la capacidad de la sala). Traducción simultánea.
Organización: Fundación Malba + Embajada de Brasil.
En diálogo con Álvaro Abós, traductor del libro al español, Batella Gotlib recorrerá los aspectos centrales de esta biografía, que permite repasar el nacimiento de Lispector en Ucrania, la llegada a Brasil, las prolongadas estadías en Suiza y Estados Unidos, la radicación en Río de Janeiro, su peculiar mundo interior y las complejas tramas familiares de su entorno, entre muchos otros aspectos que acercan al núcleo íntimo de su obra. Se proyectará la adaptación cinematográfica de la novela La hora de la estrella (dirigida por Suzana Amaral, Brasil, 1985, 96’, versión subtitulada).
Durante la misma jornada, se dará comienzo (institucional + prensa) a nuestro querido y tan ansiado VI festival internacional de teatro, que ya está por estar en nuestras manos -vimos pasear las grillas rojas por todos lados-). Para más información, remitirse a esta dirección.
Clarice los está mirando. No pueden faltar.

sábado, 1 de septiembre de 2007

Injusto


Todo, todo, muchas cosas.
Calma. Quizás lo mejor solo sea dormir para no pensar, como cuando uno era adolescente: desengualicharse así.
Saber que la no evasión es difícil. De qué, precisamente? es una buena pregunta. De laviolencia, de la ignorancia, de la extrema sensibilidad, de la inadecuación. Del inconformismo. De la verguenza. De los recuerdos, de la exigencia. De todo lo que impulsa querer esconderse. De saber que en la infancia yo creía, y que no hay motivos para vivir tan atormentada, tan exigida. Y ya no sé si solo por dentro.
Siempre hay gente que lo está pasando (mucho, muchísimo) peor. Pero la calesita de la ilusoriedad maligna termina transformandolo todo.
¿Cómo se hace para volver a lo más simple? ¿como se hace para conectarse con la alegría? ¿como se hace para pedir amor, sin quedar como un huérfano? Cómo se hace para decir yo ví, yo viví cosas desde que era así de chiquita y ahora soy grande y no sé como decirlo. Como defenderlo, explicarlo, exponerlo.
¿Como se hace para contar una historia sin estar demasiado influído por las emociones que acarrean? ¿como ser menos permeable a lo que pasa alrrededor? ¿cómo no tomarse algunas cosas personalmente?
Pienso, en un impulso, ¨estoy hecha para salvar y para salvarme¨ (escribo algo basado en esa idea y en hoy: me gusta, tiene buen final). Es como si mis emociones pensaran solas.
Salgo, vuelvo, salgo otra vez: hago cosas y camino con mi mochila por barrios atestados de gente, familias, mujeres con hijos, carritos con bebés. No se si es por eso, pero me angustio. Y sigo: estoy harta de no querer mirar mi vacío por sentir que es una pérdida de tiempo. Y porque considero que demasiada bola le doy a lo que me pasa, para profundizar mas áún.
A ver: siento que esa angustia no es solo mía, sino la de otros.Ahora se me ocurre otra cosa: la de muchos familiares que les daba miedo sostener todo eso, entonces vino a parar genéticamente acá. Y se vuelve una especie de angustia al cubo. Todo porque soy, digamos, experta en sensibilidad. Creo que si esa fuese una carrera, estaría a punto de graduarme.

Pero lo que más quería decir es que a la noche, cuando vuelvo a casa, soy masomenos así: una fausti cuando está triste y más, más que cuando está mimoso: desahuciado. Pensativo. Con el grís compartimos los estados. Nos mimetizamos.

¿expansión? (o cómo no me gusta estar en el medio)

Me alegro y me enojo, vivo y lloro, etc.
Uno de los pocos lugares donde me siento realmente cómoda es – quien lo hubiese dicho hace algunos años- el bar de la facultad. En especial los Viernes a la noche, cuando termino de cursar y de casualidad me encuentro con V. quien, después de charlar un rato sobre vaarias cosas, me dice: estás en una fase expansiva, mucho más Aries, se re nota.
A ella se le nota su ascendente en Sagitario, le digo, mas que a mí el Aries. Pero sí, es posible que lo que me dice sea verdad.
Hablamos de astrología y de revoluciones solares, de ascendentes/ lunas y de hombres. Es un combo conversacional que se viene repitiendo con algunas amigas. V. coincide con lo de la etapa expansiva -a ella también le está pasando algo así, cuenta- y casi de repente la charla pasa de ser un encuentro casual en el que se habla de materias y profesores a una profunda e inesperada charla sobre compatibilidades (astrológicas o no) y sexualidad.
Es imposible no remitirme al tema de la semana (si yo fuera un diario, ese sería mi título principal). Es una especie de contradicción: por un lado, me encuentro con gente que no veo hace mil -semi desaparecidos de la vida- y además conozco gente (expansión o algo similar), pero esto me resulta una situación algo incómoda (contradicción) y la macrocuestión que englobaría todas estas microcuestiones, sería cierto nivel de incomunicación con el género masculino (que parte de sucesivas actitudes que no entiendo y/ o me resultan ofensivas).
Hablamos mucho con la brillante V. de todas estas cosas. Ella opina que, mas allá de que uno pretenda controlarse y actuar de la mejor manera posible, siempre hay actitudes inconscientes que le juegan a uno en contra. Le cuento, por ejemplo, la salida del último sábado con la Gaviot, que pasó de ser una noche bailantera entre amigas a la situación averquientieneondaconquién? (bastante indeseable a esta altura de mi vida, creí que después de haber cortado con mi último novio todo esto me resultaría mas fácil) y que al final no haya un avance concreto (agréguese a todo esto que mi autoestima no es muy potente que digamos y que hubo un comentario de mi querida amiga actríz que, olvidé decírselo, no me gustó- respecto de mis orígenes-, pero a pesar de todo la quiero y no me pienso enojar ahora).
Nada de todo eso estuvo mal, pero vuelvo a lo que decía V. acerca de las actitudes inconscientes: no puedo soportar que sean, ponele, más de las cinco a.m. y estar en esa situación indefinida, al borde de lo angustioso, porque sé que al final me voy a terminar angustiando, mejor dicho, ya estoy angustiada cuando estoy en el baño.
Sí, algún problema? tienen algo que decir al respecto, ustedes, los que se divierten tan fácilmente? bueno, yo no puedo ponerme la máscara cuando estoy mal, no me sale, y si hay algo que me molesta son los chistes carentes de gracia o de sentido-.
Es la hora de la puta depresión, aunque espero que en algún momento de mi vida- basta proponérmelo y ¨sostener¨, como decía la Gaviot alguna vez /GRACIAS/- esto cambie hacia una situación mucho mas felíz.
Si cumplo los treinta y no cambia, siempre habrá un arma cerca, pero por ahora todavía soy jóven - mal que les pese- y prometedora -qué bueno es darse cuenta de eso e incluso no caer en el egocentrismo, algo que me prometí que nunca haría-.
Bien. Ahora la cándida V. me cuenta su noche del último Sabado e ilustra la misma situación con una escena, si no parecida, al menos bastante similar. ¿Como se hace para soportar cierto forzamiento masculino a la conversación cuando uno no tiene ganas de conversar? ¿cómo ser buenaonda sin tirar onda o ser coherente con los propios sentimientos sin dejar de hacer lo que uno quiere, sin perder el centro?
Surge el tema ¨homosexualidad¨. Le digo que si mi última racha no cambia lo voy a pensar seriamente. Como qué no da eso de ser despreciada, digamos. Como que mirá lo que se pierden, por pelotudos. Por jodidos, mas que nada (no todos, eh, algunos).
Mi conclusión es que -luego de haber pasado una etapa sexualmente indefinida, como todo el mundo mas o menos- creo que la fusión real no se completa con alguien del mismo sexo (y mas allá de que algunos casi puedan lograrlo). V. dice que hay algo de egocentrismo en elegir como objeto de deseo a alguien del mismo sexo, porque es como elegirse a uno -mientras el otro se parezca- en otro cuerpo. Interesante mirada sobre la homosexualidad, nunca se me hubiera ocurrido.
En cambio, hay algo de lo complementario, de lo ajeno, de lo opuesto que resulta no solo atractivo, sino mas bien necesario en todos los aspectos de la etapa adulta.. No solo hablo a un nivel sexual, sino de compañerismo, de crecimiento, de expansión.
Y bueno, alguna vez espero tener una familia. De última, todavía está la opción de la inseminación artificial.

(resulta que la charla sigue y es muy interesante, capaz en algún momento continúe, pero tengo mucho sueño y este post se termino acá).
wait a minute mister postman!