miércoles, 27 de febrero de 2008

Un eco idiota repite todo lo que me pasa.
Y lo afirmo en mi cabeza.
Como un sostén. Una canción paracaídas.
Cuando lo estoy, lo repito.
Por fuera.
Para mirarlo mejor.

En una noche (por dentro) iluminada.
Equilibrada.
Escribo para poder darle forma.
Enumero motivos y cosas. Relaciono.
Relativas.
Los ojos brillan, luces oscuras.
Como la noche que hace afuera.
Registro todo en mi pose necesaria.
Calurosa.
Desparramada como mi pelo.
Despatarrada como mi cuerpo.
Visto ese short que esperaba este momento
de piso de cocina en verano.
Semisentada.Con las rodillas plegadas
hacia arriba. Descalza.
La piel de los muslos pegados al piso.

Las cosas que piense, las intercambio.
Como si fueran figuritas
(de colores brillantes).
La mía es la más difícil, habré dicho.
Una vez, hace tiempo.
Y ahora somos así. Imaginarios.
Las pienso en todos, decimos lo mismo.
Justo en ese punto intercambiable.
En ese extremo tan humano.
La sensatéz existe. Y es poderosa.
Eso me gusta. Me divierte.
Como todo lo anterior.
A veces.
Quiero decir.
¿Que decía?

viernes, 22 de febrero de 2008

Las palabras se borronean a medida que tantas otras cuestiones parecen mas claras. Quiero decir: puedo escribir, pero hay un registro de la escritura (experiencial) casi por completo difuminado, desvanecido. Intentos de palabras que terminan en frases carentes de sentido. Como si fuera un error (y en algún punto se vive asì). Algo similar, con la lectura.
Ayer escribí en un hoja destinada al (inutil) ensayo ¨el verano pasa como ajeno de sì mismo¨, y me dió pena (la idea y la frase, en distintos niveles). Quise seguirlo, pero no pude. No se porqué.
O sí. Pero probablemente no quiera decirlo (no sepa).
Porque ciertamente la costumbre pasa por decir lo tan subjetivo que no puede.
En ciertos instantes, todo pasa como en una película de Jarmusch. En todas hay un loop constante. Mejor, un sonido permanente (ok, se lo escuché decir a un cineasta argentino, pero me pareció un descubrimiento genial).
Hechos mùltiples (comunes y no tanto):
Viajar incomodìsimamente en subte y encontrarme con gente que no veo hace años en esa tan particular situaciòn de calor apretujado.
Descubrir a mi hermano haciendo notas y chistes graciosos en un programa muy frívolo de T.V. abierta- sin personaje, porque el es ese personaje que muestra- y reírme a los gritos con cada uno de los chistes que hace. Incluso cuando vemos el programa juntos.
Enterarme por una fugáz y adorable alumna inglesa de algunos chismes actuales portagonizados por las celebrities londinenses (incluso haber llegado a escuchar, de manera espontánea y casual, un comentario sobre la insólita vida actual de Graham Coxon, el ex cantante de Blur). Cosas así.

jueves, 7 de febrero de 2008

TEMPORARIAMENTE FUERA DE SERVICIO
wait a minute mister postman!